Milagro Haack

Milagro Haack
"Respiro // siempre de la santa envoltura / de los animales que buscan // Luz .... Foto de Catherine Haack

31 de diciembre de 2006

Deleite de ser la Sacra Ofrenda

Collage Digital:Por el ojo siembra la luna.
Milagro Haack
Deleite de ser la Sacra Ofrenda

I


“Gocémonos, Amado, y vámonos a ver la hermosura al monte y al collado, do mana el agua pura; entremos más adentro en la espesura.” (San Juan de la Cruz)



Consumado, todo va tomando el color de un solo vuelo, donde la imagen del misterio continua entre el marco de su puerta, no, atreviéndose al paso de mi aguardo. Peregrinación, que despierta en el santuario, y seduce, esta encarnada pasión, dilatándose ya, por la mirada que recubre lo divino.


II



Alumbramiento, arrodillándose junto al goce beso sus pies, y rezo el pronto regreso del ángel, ese, aventurándose con un “quién no lo desea”, hilado ya, al dorso de la cruz, acechando el deleite de ser, el cordero de virtuoso delirio.



III


“Aquesta viva fuente que deseo, en este pan de vida ya lo veo” (San Juan de la Cruz)



Alargo su mirada que se incrusta muy dentro, pidiéndole quedarme a su lado, ofreciéndome despejar aún más el vuelo, donde se teje la vida con un acabamiento por florecimiento, después de encender la llama de un ave círculo de velas; y se profana la entrada, se le pide al padre, el legado hijo, así de suave, recostado al pie del manzano, recibiendo la médula, brillando por su calvario parabién entrega.

IV

Fugaz retoña, se bautiza en mis aguas, mientras lo contemplo, llevándolo al callado sacrificio, cuando más, me sepulta la mirada de su bien exquisito estigma. Navego como prueba de fe uniendo cielo y tierra, disolviendo el árbol del bien por mal. Más, así, se renueva la estatura de lo alto, regresándome la mirada, que atravieso por otros paisajes de arrinconados tiempos, cuando se incrustaba la luz sobre la superficie acallando los colores, mostrando la piedad de ser Cuerpo.


V

“Cubre con su pisada firme, la huella de salino vida sobre un cuarto de lápida arena”. *


Desde es instante en oración continua, nacieron los cantos a través de saborear los pinos de la montaña, cantos, inmemoriales sobre etéreas lágrimas, llamándolo océano, este brillo sobre un acariciar su rostro. Así, lo cubro con el manto de sus propias aguas, y temblando lo bebo por los dos costero leños, invitándome, más la diadema sumergida en único collar de olas.


VI

Criatura vestido con túnica de halagos, vuelvo a la cruz donde un día naciste; hoy en mi memoria te encuentro sin el cobijo de épocas anteriores, subiendo más alto, de nuevo los peldaños, para llegar a ti, colocándote aquella pasada sangre que se mezcla con el sudor ardiendo en la vertical línea sosteniendo tus manos; y se hunden como remos, en propio río ligero, igual, santo abanico respirando por todo su cuerpo. Además, es suave, ir bajando por cada madero; ya en la boca, el roce de sal, ya en el costado la abierta caricia, radiante, bajo la voluntad de Dios; más se estima y se percibe, cuanto lo disfrutó en pasada vida, el acaecimiento atrayéndole a través de la mirada este brioso rosario de labios.

VII

Llega con bronceada fuente, se anuncia el encuentro y tranquilizo el espacio del crucifico, con lo más duradero en la memoria: galopando fuerte la sangre por las venas, al tenerlo cerca, mirándome, navegar dentro de su noche. Me rodea con su dulce silencio que aspiro de los aéreos gestos, guiándome hasta su altar. Allí, le presento la doblez enmarcando todo su cuerpo, pidiéndome ese pronto regreso a ella.

VIII

Lo introduzco en mis aguas, me disfrazo de su mandamiento, y con mis palmas juntas, froto entre ellas el bálsamo que cubrirá después su dormido atuendo - aliento.

IX

Recorro lo traslucido, bajando todos los escalones; me regodeo en su vivero que se me ofreció hermoso, palpando el pronto crecimiento alabando floreciendo de la húmeda tierra, que espera darle su semillero oleaje, entre luces todavía; así, callado, pero con respirar suplicante frente al último atuendo que reviste su cuerpo: lo desprendo.

X

Queda, fijo sobre aquel desnudo goteo, mientras, más, entro a lo íntimo de su esencia clamando la entrada de convertirse en líquido fuego, deslizándose ya, por las paredes de mi boca.


XI

“Nunca, reveles otra vez aquella voz, ella –o él–, le teme y detiene su más interno sueño por un no comprendo.” *



Consumado acto de muchas memorias; vuelvo colocándole su corona de santo, siendo él, imaginándome muy subterránea; aún así, recojo su descanso, lo cubro con el mismo bálsamo abrigo, para tenderlo en lo azul de un ensortijado silencio, y sin disculparme, miras, cómo beso tu encantado espacio, cómo bebo de su albo vino; y, puedo maravillar el presagio, ya que, aún eres figura, eres ausencia en mis brazos. Sin embargo, le diste un brillo para atrapar esta ventura, de ser la que espero, por lo clandestino de tenerle entre cruzados maderos sosteniendo la complacencia de bañarme en su incrustado lago, liberándome, la ceremonia con su néctar sagrado en la voz, -muy mía-, pretendiente del privativo perdón, esperando el siempre húmedo, -muy suyo- así sea.



Milagro Haack *

1 comentario:

  1. Sobre la ofrenda, -muy mía-, pretendiente del privativo perdón, esperando el siempre húmedo, -muy suyo- así sea. Final y comienzo, profando, que así sea. Mujer, poeta, y venezolana... Bueno el tiempo para estar en la cruz.

    Julio
    Anónimo

    ResponderEliminar

Sentires

“En el arte la gran transformadora es la poesía”
Elizabeth Schön

"Porque he esperado siempre
lo que nunca vendrá"
Ida Gramcko

"Yo vivo en un estado poético"
Vicente Gerbasi

"En el aire ancho y aromado ha ido sola mi voz."
Enriqueta Arvelo Larriva

"La poesía cruza la tierra sola,
apoya su voz en el dolor del mundo
y nada pide
ni siquiera palabras."
Eugenio Montejo

"y una palabra antigua me crece como hierba olorosa en la boca…”
Luz Machado

"La poesía es sólo una llave sin cerradura. O al menos yo perdí todas las cerraduras"
Teófilo Tortolero

"Todavía quedan labios, ojos que miran las cosas. Quedan los brazos alzados en un intento de vuelo."
Antonia Palacios


“Y las mujeres poetas deben ser masculinas
Y esta es ley de Dios
Ley sagrada”
Hanni Ossott

"¡Si toda canción
se me enreda como una llamarada!”
María Calcaño

"La palabra realidad para mí es otro nombre de lo desconocido, que nunca será conocido."
Rafael Cadenas

"Soy lo que no conoces y lo que salvas"
Jorge Luis Borges

"La palabra que señala tu enigma
está escrita en el reverso de tus sueños
de una cuerda de aire
tensa."
Esdras Parra

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Cause UNICEF

Cause UNICEF
Más de 60 años, UNICEF ha estado el mundo. Esta organización lleva protección a los niños, a las vidas más jóvenes que cualquier otra organización humanitaria en el mundo.

HispaBloggers.

Dame tu voto en HispaBloggers!