Milagro Haack

Milagro Haack
"Respiro // siempre de la santa envoltura / de los animales que buscan // Luz .... Foto de Catherine Haack

16 de agosto de 2008

Apreciado dios

Visión





Apreciado dios

“Pero no, es abstracta, es un pájaro
De sonidos en el aire del encumbrado aire,
Y su alma canta sin molestar
Porque el canto es lo que la hace cantar”.


Fernando Pessoa



Cuantas cosas han pasado. Cuantas que aún no te relato, porque si me miraras un poco, o si me escucharas entre líneas, sabes muy de verdad me enviarías bendiciones.

Sobre las buenas nuevas, muy poca sangre para cultivar. Vuelvo lentos mis pasos, creo que van hacia la puerta por donde no entro, siento la presencia del animal humano detrás de ella, apreciándome muerta y me escurro, por debajo de la puerta, para que no encuentre, ni un dedo de mi cuerpo. Pero la realidad es otra, hoy voy hacia esa catedral de silencios escogidos, como lo dibuja Pessoa, y te escribo.

Si me preguntas en este instante cómo se develan las fábulas que pueden intrigar, sólo puedo decirle que no charlo de ti con esas personas retornando a mi espacio; como sabes son pocos los cofrades y sólo digo que aún existes, que es seguro tenerte como amigo. Lo demás, como me conoces, sabrás de mis salidas verbales; bien, eso no les parece de buen gusto para diestros no dedicados a su oficio. Sin embargo fue la voluntad de lo infinito de esta taza de café volviéndose a llenar por esta mañana cuando la noche fue un silbido recogido con estas mías manos, un sueño inmortal dilatando siglos y tú sigues allí, mirando todo lo creado, lo hecho, dándole la espalda, para volver al pasado, cuando Eva vio la manzana, y la juzgante, defendiste al pobre Adán, por eso, es notorio no dar una ojeada a este ser que te escribe desde el detenerme para no cruzar aún el valle de lo fortuito.

Por otra parte, lo férreo, es la muralla de un llamamiento entrando desde adentro, y es de mantenerse asido, voltear hacia lo permanente, el canto del eterno pájaro, lo blanco de una hoja estando a punto de caer entre las ojeras del desvelo. Hay una enfermedad sobre la existencia, como este domado grito, mudo en la santa piedra cuando se trata de la buena fe. Ahora, la habrá en este mundo a mi alrededor, mientras me deleito con el hilo de sol abierto como una equivocación del universo, entrando por una migaja de la ventana.

Sabes dios, que he conocido la voz de un ángel tuyo, una voz increíble y te hace mucho honor, creo, que has vivido mucho para tocar a tan pocos corazones; quizás, se reflejan en ese dejarse llevar por el no existes, y muy de veras maravilloso como terrible. Nadie lo sabe, nadie puede penetrar en tan sencillo acuerdo contigo, todo puede acabar en un instante, quedar ciego para siempre, ser olvidado como un mendigo en sola plaza, cubierto de periódicos, después de caminar la ciudad entera por una gota de licor; asimismo, un tentempié se agradece, en fin, mi voz se parece al trueno como quien se niega a la sombra del otro con sus sandias señales por estos caminos trillados, una y otra vez con el mismo luto dejando el azul tintero, mas, no son tan devotos como dicen o creen ser, pero también, me juzgaras porque lo digo, de eso estoy segura.

Pienso, escuchando su ángel, dónde están los vivos… son tan pocos los escogidos para saberse vivos, son tan peregrino los paralelos, que muchas veces deseo esconderme una vez más, hasta encontrarme con lo prodigioso del rezo atando la voz al rosario, para no morir de verdad y poder ver tus ojos por los prontos días imaginando que me siguen, después de tantos reclamos, y te digo no deseo no ser santo de tu devoción por fiebre severa, por dejar la cuerda colgada del no sentir mea culpa en tono de soplo…

Retorno al silencio de mi conciencia con su bandera de inquieta noche, sangrando el aire sobre los cristales desde el sur cuando me dicen se mueve la quema en la curva con otro desvelo quebranto, y sabes, hoy siento lo existente, el fracaso real aplaudiendo este buen ahogo sin claros, pero anido la voz y eso da suficiente calma para dorarse pensando que me escuchas. Pero da oídos, y muy bien, no es un retorno hacia ti, es un retorno a la ranura honradez rodando por las plazas, los lagos, los patios, las montañas llegando a la humana masa olvidando tus huesos por allí…tu sabrás.



Milagro Haack

2 comentarios:

  1. Visitándote por este otro mundo, me gustó mucho lo que encontré

    saludos

    Georgina

    http://poesia-en-georgia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Al leer este monólogo con Dios, hay momentos en que se susurra,otros en que se habla abiertamente.Interrogantes mas que confesiones.

    Un Abrazo!

    ResponderEliminar

Sentires

“En el arte la gran transformadora es la poesía”
Elizabeth Schön

"Porque he esperado siempre
lo que nunca vendrá"
Ida Gramcko

"Yo vivo en un estado poético"
Vicente Gerbasi

"En el aire ancho y aromado ha ido sola mi voz."
Enriqueta Arvelo Larriva

"La poesía cruza la tierra sola,
apoya su voz en el dolor del mundo
y nada pide
ni siquiera palabras."
Eugenio Montejo

"y una palabra antigua me crece como hierba olorosa en la boca…”
Luz Machado

"La poesía es sólo una llave sin cerradura. O al menos yo perdí todas las cerraduras"
Teófilo Tortolero

"Todavía quedan labios, ojos que miran las cosas. Quedan los brazos alzados en un intento de vuelo."
Antonia Palacios


“Y las mujeres poetas deben ser masculinas
Y esta es ley de Dios
Ley sagrada”
Hanni Ossott

"¡Si toda canción
se me enreda como una llamarada!”
María Calcaño

"La palabra realidad para mí es otro nombre de lo desconocido, que nunca será conocido."
Rafael Cadenas

"Soy lo que no conoces y lo que salvas"
Jorge Luis Borges

"La palabra que señala tu enigma
está escrita en el reverso de tus sueños
de una cuerda de aire
tensa."
Esdras Parra

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Cause UNICEF

Cause UNICEF
Más de 60 años, UNICEF ha estado el mundo. Esta organización lleva protección a los niños, a las vidas más jóvenes que cualquier otra organización humanitaria en el mundo.

HispaBloggers.

Dame tu voto en HispaBloggers!